martes, 19 de junio de 2007

El concurso

Un chistecito de ayer, hoy y siempre:

Después de numerosas pruebas, en la final del Concurso Internacional de Policias quedan sólo tres participantes: Scotland Yard, el FBI y la policía política venezolana (cuyo nombre omitiré, porque en este blog practico la autocensura). El juez principal toma el micrófono y explica que la última prueba consistirá en soltar un conejo en un bosque, y simplemente, la policía que tarde menos en atrapar al conejo ganará el concurso. Saldrá un equipo a la vez, y por sorteo, el primero en salir será Scotland Yard.
Sueltan el conejo y los detectives de Scotland Yard se internan rápidamente en el bosque. Quince minutos después vuelven con el conejo. El juez los felicita y les pregunta cómo lo han logrado: - Fácil. Las huelllas de sus pisadas y la dirección del viento nos condujeron a él.
Ahora le toca al FBI y sueltan otra vez al animalito. Los del FBI entran en el bosque y diez minutos después vuelven con el conejo en sus manos. Aplausos y felicitaciones: - Fue muy fácil, pues nos conectamos al satélite y rápidamente ubicamos al conejo bajo una roca.
Por último le toca a la policía política venezolana. Sueltan al conejo y los miembros de la policía política salen trás él. Cinco minutos después aparecen arrastrando a un cerdo, inmenso y rosado, que tiene la cara ensangrentada y grita:
- Sí, sí, sí... ¡Yo soy el conejo!... ¡Pero por favor no me peguen más!

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Esta como para publicarlo... Si estas interesado avísame.

Joe el de La Corniche

Jose dijo...

Plagio! Plagio! - gritó anónimo ..

Pareces Javier Vidal, juaninacio, Javier Vidal! Uy, que horror.

Ese chiste es mas viejo que aquel del chofer de chavez que mató al cerdo y lo colmaron de alcohol, comida e hijas vírgenes.

Juan Ignacio dijo...

Pero si es obvio que ese chiste no lo inventé yo... Incluso, sabemos bien que fuiste tú el que me lo contó...

Abrazote

Juan