jueves, 17 de julio de 2008

Camille, otra vez...

Al fin logré bajar, o más bien, extraer del teléfono móvil esta foto que le tome a Camille. Resulta que cuando terminó el concierto en el Palau de la Musica, Marie y yo salimos de la sala principal y nos encontramos con un tipo que nos invitó a pasar a otro salón donde nos encontramos a Camille y a su banda improvisando una canción. Detrás nuestro entraron unas 70 personas y luego cerraron la puerta.

Todos escuchamos la canción impresionadísimos, aplaudiendo y haciendo los sonidos que ella nos pedía, y no sé por qué, pero hice algo que nunca había hecho: saqué el teléfono y a lo paparazzi tomé esta foto espantosa que aquí les dejo.

Supongo que necesitaba la foto para creerme que estuve allí. Este tipo de cosas – un mini concierto al que accedes por pura suerte – es algo que siempre le pasa a los demás. Bueno, hasta ese día, que por primera vez nos pasó a Marie y a mí.

3 comentarios:

Jorge dijo...

A ver si sé algo de ti, muchacho, ¿o es que ya no sé contesta a las llamadas en el contestador? Por cierto, desde que te conozco siempre has ido a eventos culturales secretos.

Juan Ignacio dijo...

George,

¿Alguien que se la pasa en congresos en Buffalo dice que yo voy a eventos culturales secretos? Todo el mundo sabe que voy a apostar en carreras de hamsters amenizadas con poesía catalana... De acuerdo, es de noche y en garitos de mala muerte, pero es que las carreras de hamsters piden esos ambientes.

En fin cabroncete, ya te lllamo...

CARAMELO dijo...

Ufffff!!!La merma...Q fino, a mi me paso eso con Manu Chao...Lo maximo!!!