jueves, 3 de julio de 2008

¡La rescataron y la liberaron!

¡Estoy contentísimo! Anoche estaba con Marie y unos amigos y nos enteramos de que rescataron a Ingrid Betancourt y fue como escuchar la noticia de que habían liberado a un familiar. ¿Qué digo? Fue como esa sensación de calma imposible, de no poder creer en los medios de comunicación y de querer creer y de pronto, descubrir que crees (igual como me sentí el día en que Chávez perdió el referendum). Y entonces, resulta que es verdad: ¡Ingrid es libre!


2 comentarios:

Anónimo dijo...

¿La liberaron o la rescataron?

Juan Ignacio dijo...

Pues sí, tienes razón anónimo. La verdad es que la rescataron para liberarla, y yo, emocionado, sólo me preocupé por el verbo "liberar", que parece más poético, bonito y ridículo que "rescatar".

Pero lo cierto es que la rescataron, y mejor editar el título del post...

¡Gracias y abrazo!