martes, 23 de diciembre de 2008

¡Libre!

Hace un montón que no escribo porque, sencillamente, fui devorado por mi trabajo. Casi me convertí en silla, en impresora lenta, en monitor viejo, en grapadora rota, en teléfono que suena, en alfombra sucia, en grito amenazador, en reunión inconclusa y en café con laxante.

Pero acabo de presentar mi renuncia y me voy de esta mierda de oficina ahora mismo...

Y si vuelvo a trabajar 14 horas diarias, aguantando malos tratos, estrés y un pegostoso e insoportable ambiente de resignación, pues coño, será en otro lugar porque éste que está aquí se va...

Y en enero empiezo un nuevo trabajo.

Algo que me gusta.

Y hasta tendré tiempo de escribir.

Y estoy lleno de esperanzas como un niño frente al mar.

Libre.

¡Libre!...

6 comentarios:

Jordi de Miguel dijo...

Puta, Juan, muchas felicidades! Hacía tiempo que te tenía que comentagradecer que volviera a la vida este blog, pero siempre se me iba pasando. Y qué mejor día que hoy! Muchísimas felicidades, hombré! A la mierda! Ahí se quedan. Y no se moverán. Adelante con los proyectos!

Jorge dijo...

¡Me alegro tanto de oírte decir lo que acabas de decir! Te deseo mucha suerte en el trabajo de nuevo año y, sí, a la mierda con que te exploten: vales mucho más de lo que crees y los que te queremos lo sabemos. Verás como nuestro proyecto también da el golpe.

Un abrazo y feliz navidad.

Juan Ignacio dijo...

Gracias Jordi y Jorge!!

Estoy tan feliz y anoche me puse tan borracho que hoy casi pierdo el avión que me trajo a Bruselas para ponerme a cantar Nino Bravo por las calles!

Gracias de verdad y abrazo y felices fiestas a los dos, carajo!

Ricardo dijo...

coño, juan, cuántas buenas noticias! me voy muy feliz por ti a margarita. Hablamos pronto

cR dijo...

Enhorabuena Juan! Que recibas el agno cantando para que podamos seguir bailando con tus escritos.

Un abrazo,

El perverso polimorfo

Juan Ignacio dijo...

Gracias Rick, gracias Menta!!

Aquí vamos y aquí seguimos!!