martes, 24 de marzo de 2009

Antigua antigüedad

- Juan, pásame la botella...

Le pasé la botella y Edu bebió, bebió y bebió hasta que le dije:

- Cooooño... ¿Vas a ir a comprar otra?

- Perdón... Es que el ron me gusta mucho...

- Claro... Oye Edu, ¿qué carajo te está pasando?

- Juan... Es que... Estuve en Atapuerca.

Edu me miró con sus grandes ojos que se veían aún más grandes debido al efecto lupa de sus gafas. Sus pupilas me observaban y temblaban como una niña sin toalla al borde de una piscina. Volví a pasarle la botella.

-Edu, eres arqueólogo. Cualquier arqueólogo estaría feliz de ir a las excavaciones de Atapuerca. ¿Qué coño te pasa?

- Juan, ¡el gobierno ha ocultado la verdad!

Me tapé la cara con ambas manos ... ¿Cuántas veces en mi vida he escuchado la frase "el gobierno ha ocultado la verdad"? ¿Cuántas miles de veces más tendré que escucharla?... Respiré hondo, oí el ruido de la garganta de Edu tragando ron y dije:

- Vamos, Edu... Cuéntame. Sin dramatismo ni disgregaciones. Simplemente, cuenta.

- Se ha dicho que en Atapuerca hay testimonios fósiles del Homo antecessor, el Homo heidelbergensis y el Homo sapiens..

- Ajá...

- Pues es cierto. Pero lo que no han dicho es que Atapuerca no era más que el primer mercado de antigüedades de la prehistoria.

- ¿Cómo es la vaina?

- Lo que oyes. Se sospecha que los neandertales, como buenos europeos, un día decidieron abandonar la caza, la pesca y la recolección para vivir de la venta de antigüedades. Reunieron piezas y artefactos, crearon el mercado y claro, el problema fue que a los cromagnones no les iba la moda retro y no quisieron comprarles nada a los neandertales y entonces... ¡Oh Dios! Fue horrible... ¡Los neandertales se extinguieron! ¡Murieron rodeados de antigüedades que nadie quizo comprar! ¡Y ahora todos los gobiernos europeos lo niegan!... ¿Será un reflejo de lo que nos va ocurrir con la crisis? Juan, ¿qué va a pasar con Europa?... Juan... ¿Juan?... ¡Juuuaaaaaaan!

Y junto a Edu sólo había lo que cualquier venezolano habría dejado: una botella vacía de ron.

1 comentario:

Boris Matijas dijo...

ves, para esto nos sirve la antropología, si cojieramos este caso y en lugar de dos venezolanos pusieramos dos rusos, el final sería el mismo, pero sin el dialogo :)
un abrazo