miércoles, 27 de enero de 2010

El presente que nos viene

La próxima línea es el futuro.

La línea anterior es el pasado.



Si se repite continuamente la lectura de las dos primeras líneas de este texto se accede a un circuito cerrado que representa a la historia de Venezuela y, supongo, la historia de media humanidad.

Adelante. Leámoslas varias veces...


Después de un rato de leer y releer estas dos líneas de mierda, aceptémoslo, resulta inevitable volverse loco o sentir ganas de ser presidente de Venezuela.

Por eso, la cosa se resume en tratar de escribir una línea que diga algo. Simplemente eso, algo que rompa con la inercia de las otras dos líneas. El problema es que en el caso de Venezuela sólo se puede escribir:


Esta línea es el presente y hay un tirano y se va la electricidad y...



Y entonces, volvemos a las dos líneas del principio.

No hay comentarios.: