jueves, 15 de julio de 2010

Avanza como avanza...

A mi amigo Javi, dibujante de cualidades inenarrables, le han negado una beca.

Sé cómo se siente porque yo pasé varios años aplicando a becas y nunca me dieron ninguna. Y fue sólo a los 33 años, cuando apliqué a una dando por sentado que no me la darían, que recibí un e-mail felicitándome porque ahora era becari de un proyecto de investigación de Filología Española. Conclusión: nunca entendí ni entenderé cómo coño se hace para ganar una beca. Supongo que hay gente que sabe de becas y todo le sale muy bien. Incluso, me gusta imaginar que lo hacen muy decididos y seguros de sí mismos, y que no hay misterio ni suerte en todo esto, sino un método y unas formas a las que yo no accedo por torpeza o ignorancia.

En fin, el hecho es que a mi amigo Javi no le dieron una beca, y al igual que me pasaba a mí, le ha efectado un poco porque ya tenía la cabeza volando en páginas y colores y posibilidades del "futuro con una beca". Y me lo encuentro hoy en la oficina, triste por lo de la beca y a la vez contento porque ha encontrado un estilo que le gusta para un cómic que estamos haciendo juntos. Luego me muestra el dibujo con el que comienza este post, y yo al principio estoy triste por lo de su beca, pero después me siento contentísimo porque el estilo que ha encontrado para nuestro cómic se convierte en una explosión de orgullo: ¡Carajo! ¡Estoy trabajando con uno de los dibujantes más talentosos y arrechos que hay en el mundo!

Con su dibujo estoy tan feliz que es como si me hubiese ganado una beca por segunda vez en mi vida... Claro, no se lo digo a Javi para que no me rompa una silla en la cabeza...

Y ahora, al repasar con mi ojos esta viñeta, puedo decir: sé que terminaremos el cómic... ¡Claro que sí!

¡Y después nos inventaremos nuestra propia beca!

¿Acaso puede ser de otra manera?

2 comentarios:

Adriana dijo...

por favor plis, yo siempre veo el blog de javi y es verdad que es uno de los mejores dibujantes que he visto!... y me fascinaría ver una historia tuya contada con sus dibujos.

besos miles mi Juan

Javier Rey dijo...

Claro que lo haremos Juan!

Lo haremos y lo mejor será hacerlo en si mismo.
Por cosas como esta entrada en tu blog o por esas charlas en tu casa con una botella de vino, por aprender cada día un poco más...
Hacerlo está siendo genial.

un abrazo cabeza de ñame!!!!

...gracias Adriana!!!!