jueves, 28 de octubre de 2010

Otra mudanza...

Jean Cocteau por Philippe-Halsman

Me estoy mudando y estoy al borde de un síncope. No, mejor decir que es un mar de cajas, papeles, ropa, muebles desarmados y libros que aparecen después de estar buscándolos durante dos años. También es tirar un montón de cosas y limpiarnos de tanta porquería que nunca vamos a utilizar, dejar agujeros en las paredes y la lámpara más fea de regalo para el próximo inquilino.

Y en medio de todo esto, tengo una cantidad impresionante de trabajo en la oficina y además, mi hijo tiene otitis y no duerme bien y por tanto, ni yo ni Marie dormimos bien. Pintar y limpiar el nuevo piso nos está costando más de lo esperado, y encima, la semana pasada me encargan un guión y vamos a ver quién tiene los cojones de rechazar un trabajo extra en medio de esta crisis. El lunes que viene será el traslado y sí, no lo duden, estoy sobrepasado tres pueblos.

Pero, claro, también es cierto que sarna con gusto no pica. Y no pueden imaginar lo feliz que estoy, ¡porque nos vamos a mudar! 

Mi amigo Ricardo, que escribe telenovelas y es un tragicómico innato, me dijo una vez que tres mudanzas son el equivalente a un incendio. Pues el próximo lunes me mudaré por séptima vez en el transcurso de 9 años. O sea que, dentro de dos mudanzas (ojalá falte mucho), habré completado tres incendios. ¿Debo estar orgulloso?

Digamos que pasaré unos cuantos días sin escribir ni pasar por aquí. Hay muchas, demasiadas cosas que terminar, y por eso durante un día o dos, seré un nómada.


Así que ya nos veremos. Como dicen los bereberes (otros nómadas de verdad): sólo las montañas no se encuentran.


Hasta ahora.


4 comentarios:

Un paseante dijo...

Pues nada, a ponerse el mono. Yo llevo también unas cuantas mudanzas en mi vida y la verdad es que rejuvenecen; cabrean lo suyo, pero rejuvenecen.
En fin, esperamos que sobrevivas para contárnoslo.

TORO SALVAJE dijo...

Yo soy todo lo contrario.
Más sedentario imposible.
Y eso me ha costado lo mío también.

Que sea leve y hasta tu vuelta.

Saludos.

Adriana dijo...

suerte con el incendio mi Juan, lástima que estamos tan lejos y no puedo ayudarte ni a ti ni a Marie

makutienegato dijo...

yo creo que las mudanzas son como renaceres. te haces una especie de inventario, te deshaces de lo que no te gusta y te reencuentras con lo que no eras consciente que tenías.

tb voy camino de la 7ª, pero he necesitado muchos más años para ello.

saludos, bereber!