jueves, 22 de septiembre de 2011

La fé en la mirada

Hoy salí de la oficina a fumar con Raúl y a medio cigarro comenzamos a hablar de las películas más raras de cine español que habíamos visto. Cuando apagué la colilla, yo le había descubierto a Raul la existencia de José Val del Omar, y él me había descubierto la de Segundo de Chomón.


Ambos pasamos el resto de la tarde viendo, a escondidas, películas de estos dos maestros.

Y si El Hotel Eléctrico (1908) me gustó, Los Kiriki acróbatas japoneses (1907) me devolvieron la fé en la mirada.


2 comentarios:

Adriana dijo...

a secretear el resto del día gracias a ti :)

miss u!

carlos de la parra dijo...

Deberían ehibir con más frecuencia el cine de Chomón.
Un genio.