viernes, 25 de enero de 2008

La mano enyesada de Juan



Si esta noche sientes algo raro, no sé, ves una cosa blanca que pasa o escuchas un ruido en el baño o tienes la sensación de que alguien te observa... Respira hondo y... ¡No temas!

Sólo es la mano enyesada de Juan buscando un cortauñas.


8 comentarios:

Jorge dijo...

¿Pero qué te ha pasado, hombre? La verdad es que es irónico que actualices con la mano rota, teniendo en cuenta lo que tardas últimamente en escribir algo. Habrá que irse de cena un día de estos, ojalá fuera pronto.

Abrazos, Juan, y mejórate.

Jose dijo...

Ah!, eras tu desgraciado ... Pues devuélveme mi cortauñas, tarugo, que tengo las pezuñas largas y marcela ha empezado a quejarse...

Ma como fue eso?

bollito dijo...

echa tu cuento que estabas de papparazzi persiguiendo a alguno de las infantas que estaba esquiando!!! manana te llamo! besitos

Juan Ignacio dijo...

Ojalá hubiese sido un paparazzi y así habría atropellado a una infanta y mi mano aparecería en el Hola y entonces alguien me cortaría las uñas con el cortauñas de Jose en la cárcel, pero no...

Me caí como un guevón el primer día que traté de aprender a esquiar y olvidé que por algo conocí la nieve a los 16 años...

Y a ver cuando cenamos Jorge!

laludida dijo...

pues vale, escribo, joanet. tómale gusto al recuperarse, que también es muy rico !
un beso
nos vemos pronto

Anónimo dijo...

Juan mi hermano, llegó la hora de enyesarte el cerebro.

abrazos y cuídate la otra mano

Anónimo dijo...

No firmé,

Soy Hugo

omar sanz dijo...

joderr juanito.. pero qué eso de aprender a esquiar a estas alturas, pero si lo tuyo es la dialéctica, pero de la buena, la de sobremesa..!

abrazo fuerte,

Omar