martes, 30 de junio de 2009

Soy un oculista... ¡Y la amo!

3 comentarios:

richeranz dijo...

la pinta ultra fashion del hombre del pantalón verde lo confima: ¡Los bigotes están por volver!

chamanurbano dijo...

Análisis del discurso, en clave queer y estilo salvaje:

De repente estoy atrapado en mis propios paradigmas pero yo lo que veo ahí es la ceguera de las mujeres al sexo entre hombres.

¡Pobre mujer! Su estilizado esposo tiene un momento de duda mientras el galán setentoso le hace la seña.

O quizás, ella prefiere ponerse vizca antes de pegar un grito de espanto.

Juan Ignacio dijo...

RiCk:
Sí, el bigote ha vuelto, como volverán, tarde o temprano, las hombreras...

Chaman:
Jajajaj! ¡Me encanta esta interpretación en clave queer! Yo lo había visto desde otro punto: el marido se justifica ante su amante (el otro hombre) porque no puede dejar de amar a la bizca... Claro, además resulta que es oculista y eso le da más morbillo...

Abrazote!