miércoles, 20 de febrero de 2008

La mano enyesada de Juan en... Cenando con Vito y Gildo

Después de colgar el video de la Muerte de la Mano Enyesada de Juan he recibido muchas llamadas de apoyo y muestras de cariño que, sinceramente, han terminado por conmoverme. La verdad es que nunca imaginé que la Mano Enyesada de Juan hiciese tantas cosas sin que yo me enterara, y que luego pudiera descubrirlas, al igual que ustedes, en este blog. El video sobre su muerte, que insistentemente me pidió que realizara y que en repetidas ocasiones me negué a grabar, se convirtió, el último día de su vida, en una deuda de honor para mí. Aquella mañana funesta, la Mano Enyesada de Juan me entregó unas líneas dirigidas al Doctor López, que por respeto a su memoria, ahora reproduzco en el blog:

Querido Doctor López:
Si un día llega a ver los videos que protagonicé, tome en cuenta que todo se realizó bajo las más estrictas medidas de seguridad. Incluso, muchos niños, el día de la grabación en el parque, me dijeron que querían ser como yo y rápidamente les expliqué que para ser como yo hay que crecer y convertirse en un profesional del yeso y la actuación. El cine es cartón – les dije -, y ya tendrán oportunidad de caerse y darse coñazos a lo bestia cuando sean grandes… Así que, Doctor López, comprendo que dentro de muy poco usted me destrozará para liberar a la mano de Juan. Sepa que no le guardo ningún rencor, pues ya he cumplido mi ciclo de mano enyesada y como dijo Romeo: “Soy un juguete del destino”…

Adiós…

Mano Enyesada de Juan


Y bueno, esta mañana llegó a casa mi amigo Vito. Estaba destrozado y con los ojos llenos de lagrimas me entregó el video que verán a continuación. Es sólo un extracto de la belleza invisible que sólo puede captar la realidad documental, y también del increíble potencial, simpatía y generosidad de la inolvidable Mano Enyesada de Juan…



video


1 comentario:

Anónimo dijo...

Pobre mano enyesada! Pero a ver si hay cielo de manos enyesadas y allí se siente mejor